web analytics
RC Deportes

Amistosos de clase X

AP

PARA QUE QUEDE CLARO

Estoy seguro que las rebosantes carteras llenas de dólares de los señores directivos del futbol, podrían estar aún más gordas si las cosas se planearan con más cuidado y se ocupara algo conocido como “relaciones públicas”, en vez de la simple ley del “vamos a la segura con SUM”, México tendría mejores rivales que los que le han venido tocando a la hora de los duelos amistosos que si importan, como los de este fin de semana.

México es un rival interesante. Los mexicanos gustamos y caemos bien donde nos paremos en el mundo. Me consta. En esta afortunada profesión he visitado más países de los que sabía que existían cuando estaba en la pubertad, y en todos, bueno, casi en todos porque Honduras y El Salvador han sido un dolorcito ya sabe dónde, nos han recibido con los brazos abiertos.

Por eso sé que además del negocio, a veces las relaciones públicas cuentan y funcionan, como en aquella gira europea previa al Mundial de Sudáfrica, cuando nos abrieron las puertas de Wembley, para enfrentar a Inglaterra y más tarde nos medimos a Holanda e Italia. Tampoco estuvo mal visitar el Stade de France para jugar con los Galos y después Eindhoven para enfrentar a Holanda antes del Mundial del 2006.

Pero seguimos padeciendo de una falta de visión a largo plazo, una visión a futuro, donde alguien se siente, revise el calendario y se dé cuenta que dentro de 10 meses hay una fecha FIFA y comience a negociar con las instancias que haga falta para tener rivales que cobran lo mismo que el Tri, pero que tienen un cartel infinitamente mayor, entre otras cosas, por tratarse de las verdaderas selecciones de elite en el mundo como Alemania, España, Brasil, Argentina. Pero los de adeveras, no equipos alternativos que llaman la atención pero que al final de cuentas por traer un montón de suplentes terminan por no significar nada.

No digo que sea malo enfrentar a Islandia y a Croacia, que nos van a servir de mucho y no como algunos señalan, incluyendo directivos, porque los primeros juegan parecido a Suecia y los otros juegan parecido a algún otro equipo, pero lo que sí es seguro, es que no lo hacen como los coreanos.

Suponer también, por default, que Corea del Sur juega a velocidad, es un error de un análisis equivocado de algunos colegas tratando de impresionar con su “sapiencia”. Los equipos no juegan rápido o lento por el sistema, sino por la calidad y velocidad de sus jugadores. Es un análisis simple que no merece un aplauso, pero que es tan sencillo, que pareciera no tener razones para que sea valioso.

Hace algunos años, cuando descubrimos que Corea del Sur jugaba al futbol, fue por la presencia de Park Chu Yong y Park Ji Sung quienes destacaron en el Mónaco y en el Manchester United y que son parte de una generación que consolidó el futbol de este país que ha clasificado a los últimos 9 Mundiales, es decir, no falla a una fase final desde México 86, por lo que, en este periodo, suma una participación más que el Tri.

Y en el caso de Suecia, su intermitencia para participar en fases finales nos hace entender que no es cuadro muy peligroso, o si lo es, al menos no es regular y por eso ha ido y venido a las diferentes ediciones del mundial, al grado que desde Alemania 2006 no se les veía en este evento y ha clasificado a cinco de las últimas nueve ediciones a partir de México 86. Y todo mundo sigue preocupado por Ibrahimovich, como si él solito pudiera derrotar a todo México.

Valga la pena señalar que los dos rivales de México en este par de juegos amistosos compartieron el Grupo I de la eliminatoria europea, repartieron resultados ya que los croatas se impusieron 2-0 en casa y los Islandeses 1-0. Para el cuadro vikingo, haber mandado a los croatas al repechaje (algo que les sucedió por segunda eliminatoria consecutiva), tuvo cierto sabor a revancha, porque los croatas eliminaron a los islandeses de Brasil 2014 al imponerse 2-0 en el global del repechaje europeo de hace cuatro años. A ver para que le sirven estos duelos a Juan Carlos Osorio.