web analytics
RC Deportes

Sin Tregua, Sergio Flores puso los puntos donde van

RCD

La entrega a rotundidad de Sergio Flores dio como resultado, al haber cortado la única oreja de la tarde en la cuarta corrida en la Plaza México. En donde Diego Urdiales, lidió tres y saludo al tercio y tuvo Dos silencios, mientras que por segunda ocasión consecutiva Octavio Garcia El Payo, fue lastimado por su primer ejemplar de lote y enviado al hospital.

Los toros de Xajay, han salido con ese genio que les han exigido a los toreros, quien sin guardarse nada salieron para sacar el compromiso.

Abrió la tarde “Muñeco” para Diego Urdiales, con el que habré la tarde, el español. El burel está herrado como Villar del Águila, que es de La casa ganadera de Xajay.

Un toro grande de 563 kg el cual tuvo poco desplazamiento. Y en series cortas logra someter al cárdeno. Entera y al tercio.

“Barbaresco”es el segundo de Urdiales un colorado el cual no aportada nada. Y el español, no se confía y anda por arriba arriba del toro. Pinchazos. Y Silencio.

Lidia su tercero Urdiales el cual correspondió a Payo quien terminó herido.

Sevillano es como los hermanos. Exigente y complicado. Le atropella la muleta, y no se puede lidiar con limpieza ya que le arrolla la muleta. Pinchazo y silencio.

OTRA VEZ UN SOLO TORO

“Rodolfo” corresponde a Octavio García “El Payo”. Tiene dureza desde un inicio. Y sucede le pega un golpazo en la zona del torax.

Sale unos minutos después y termina pinchando.Termina en la enfermería. Ya no sale por el segundo y fue llevado al hospital.

FLORES SIN TREGUA.

Sergio Flores se mostró imponente. Dejando ver que la frase de guerra, sin Tregua, va en serio.

“Silverio” tiene bonitas hechuras pero el ejemplar muestra dureza. Sergio lo lleva con suavidad. Un puyazo sólo le dan.

La faena tiene mucha sustancia y por el lado derecho se entrega, Al natural demasiado complicado. Resuelve sobre la cara y deja una estocada recibiendo a un tiempo.

Cierra Sergio y al final en una poderosa y entendida faena corta una oreja a un ejemplar al que a base de valor y disposición, le fue sacando uno a uno los muletazos y con el cual emocionó al público. Estocada al segundo viaje y algarabía porque Mexico tiene un torero.

Con información de Edgar Mendoza.