web analytics


RC Deportes

México, testigo de una de las rivalidades más candentes de la Fórmula 1

Ayrton Senna y Alain Prost protagonizaron una de las mejores rivalidades en la historia de la F1 y México fue testigo de honor.

A finales de la década de los ochenta y principios de los noventa, Alain Prost y Ayrton Senna sacaron chispas en el gran circo. Protagonizando una intensa confrontación que inició luego de que coincidieran en McLaren y que finalizó una temporada antes de la muerte del brasileño, con el retiro del francés.

Uno de los momentos más tensos de esta historia ocurrió en el Gran Premio de México 1990. Ayrton Senna estaba de fiesta, pues cumplía 100 carreras en el máximo circuito del automovilismo,  además de que llegaba en su status-quo luego haber ganado tres de sus últimos cinco grandes premios.

Con solidez, Senna se había posicionado como el líder de la carrera. El margen sobre sus perseguidores Nigell Mansell y Alain Prost de Ferrari era amplio y todo parecía indicar que se llevaría una victoria más en tierras mexicanas.

Senna inició como tercero en la pole position, sin embargo, rápidamente se posicionó como el líder, quedando completamente solo a lo largo de la carrera. Entonces apareció Prost para ejercer una presión que terminaría por desgastar al piloto de Mclaren quién a falta de siete vueltas no pudo soportar el panorama. El neumático del brasileño explotó y quedó fuera de una carrera muy especial, la numero 100.

Alain Prost resultó el ganador y le aguó la fiesta a Senna. El enemigo del brasileño en la pista le había arrebatado su gran premio y eso fue algo que le dio más sabor a la rivalidad.

Un año más tarde, en el Gran Premio de México 1991, Senna regresó por venganza, lamentablemente, resultó peor. El brasileño se estrelló de manera escandalosa en la clasificación.