web analytics
RC Deportes

Los Sánchez muestran su clase en Cinco Villas

RCD

El primer festival Amigos de Cinco Villas dejó como triunfador al torero español Manolo Sánchez quién cortó una oreja a un novillo de Maravillas, mientras que Diego Sánchez, malogró con la espada una faena de empaque a un gran ejemplar que recibió el arrastre lento sus despojos.

Se lidiaron ejemplares de la casa ganadera hidalguense de Maravillas, de los cuales destacaron por su juego el segundo, cuarto y quinto –de regalo. Así como dos erales, toreados a la portuguesa por los aficionados prácticos Luis Marco y Grisel Marco, quienes tuvieron una oreja simbólica.

La disposición y clase del vallisoletano Manolo Sánchez, dio como resultado, dos faenas de carácter, que le dejó como resultado una oreja. La faena a Campero nunca llegó a romper, ya que el novillo fue: soso y suelto, Terminó descabellando.
Luminoso fue el de regalado con el cual plasmó su toreo al someterlo, logrando hacer una faena con solera, al hacer uno a uno sus trazos al natural, los cuales llegaron al público. Coronó su labor con un espadazo para cortar una oreja.

El torero de Aguascalientes, Diego Sánchez mostró ese sello ante Victorioso, con el cual alcanzó momentos de transmisión, por lo cual se deleitó haciendo una faena planificada que logró profundidad. Dejando ver su mando por el lado derecho y momento que vive. Pinchó y descabelló para saludar en el tercio. El novillo fue de lo más destacado de Maravillas. Saluda en el tercio.
De recién alternativa Antonio Catalán Toñete, mostró esa clase que lo ha acompañado desde novillero y este jovencito de 21 años, alcanzó momentos importantes ante un ejemplar que recibió el arrastre lento.
La mano derecha mezcla espacio y tiempo, además de conjugar arte, lo que da momentos. Pinchazo y salida en el tercio.

Héctor Gabriel, batalló ante un ejemplar que presentó complicaciones, por lo que el poblano no se confió y lamentablemente se puso pesado con el acero, escuchando dos avisos.

SU AFICIÓN LOS PUSO EN EL TRIUNFO

Cerraron el festejo los aficionados prácticos Luis Marco y Grisel Marco, quienes con erales de la misma la misma ganadería plasmaron sus buenas maneras.

Luis Marco tuvo que sortear la debilidad que mostró el eral, al cual ayudo llevándolo a media altura. Tuvo momentos extraordinarios de temple y mando, para recibir un ramo de flores que equivalente a una oreja.

Grisel se desempeñó bien de capa, logrando realizar una faena importante como aficionada práctica, al tomar el ritmo y mando a un ejemplar que tuvo nobleza y bondad, tirando de él y armar una faena plena e intensa. Su ramo de flores por su labor.

Con información de Edgar Mendoza.