web analytics


RC Deportes

La Premier League a la espera del Brexit

Yahoo

Por tercera vez en menos de tres meses, el intento de salida del Reino Unido de la Unión Europea ha sido un fracaso.

 

Jimena Rodríguez – @JiimeJime

Por la mañana del 29 de marzo los titulares británicos dictaban en sus portadas “Última oportunidad”, “La hora más oscura para la democracia”, “Queridos miembros de la UE, los dejamos”.

La fecha para el Brexit estaba marcada en el calendario, pero el Parlamento británico volvió a rechazar la propuesta de salida de la primera ministra Theresa May, con 344 votos en contra y 286 a favor. Por lo mismo, en los titulares del sábado 30 de marzo, se leía:

“Nunca nos daremos por vencidos en el Brexit por el que votamos” y “Feliz Día del NO Brexit”.

Este verano se cumplirán tres años del referéndum que marcó la historia y el panorama no es alentador: el Reino Unido tiene hasta el 12 de abril para proponer un acuerdo de salida a Bruselas o dejar, a medianoche, la Unión Europea de manera desordenada. El famoso no deal, que hace toda la diferencia entre un “Soft Brexit” y un “Hard Brexit”.

Ahora que ya pusimos en contexto -de manera superficial- la crisis que está atravesando políticamente el Reino Unido, podemos pasar a detallar qué es lo que podría suceder con la Premier League, situación que depende del tipo de acuerdo al que se llegue, por lo que nadie tiene la respuesta a ciencia cierta. Lo que es un hecho es que afectará los permisos para las transferencias, la imagen de la liga en el mundo, la economía para fichar y (por supuesto) el porcentaje de jugadores extranjeros.

En 2016, los 20 clubes estaban en contra del Brexit. Richard Scudamore, el Chairman de la liga, había declarado para la BBC que le parecía que la campaña para salir de la UE era completamente incongruente con la apertura que representaba la cumbre de la pirámide del futbol inglés, una muy lucrativa incluso para el Gobierno. El mismo medio realizó un estudio para saber cuántos futbolistas serían afectados y resultó que 332 de las dos primeras categorías inglesas y la Premier Escocesa no cumplirían con los criterios que les exigen a los jugadores fuera de la comunidad europea.

Como requisito principal, existe una tabla que indica el porcentaje que deben haber jugado, con sus respectivas selecciones, en los últimos dos años. Por ejemplo, los integrantes de las 10 primeras naciones en el ranking FIFA necesitan un 30%. En el caso de los españoles, solo seis (de los 30 que militan hoy en la Premier) podrían mantenerse, entre ellos David De Gea. Por otro lado están también los entrenadores, una lista de 20 estrategas de los cuales, solo 6 son británicos, como Roy Hodgson en el Crystal Palace, Sean Dyche en el Burnley o Brendan Rodgers en el Leicester.

Otro dato que sirve para entender a detalle la actualidad de la Premier, lo proporciona un estudio de la Universidad de Harvard que destaca que si dicha regla se hubiera aplicado desde 1992 (cuando nació la liga) se habrían caído 591 de los 1022 fichajes que se han hecho para la máxima categoría futbolística de la isla. Además, está la protección de menores, cuestión regulada por la FIFA que le permite a los clubes (del territorio de la UE) negociar jugadores entre los 16 y 18 años, un privilegio que habría impedido el desarrollo de Cesc Fabregas o Gerard Piqué.

En medio de la incertidumbre, la FA quiere aprovechar la posible salida del 65% de futbolistas extranjeros para imponer un límite de 13 por plantilla, pues actualmente son al menos 9 los que han crecido en canteras inglesas.

Un sector asegura que esto ayudaría a mejorar la Selección de Inglaterra, que actualmente tiene alrededor del 30% de sus jugadores en la Premier, pero no se puede asegurar. Así que primero se tienen que poner de acuerdo la Premier y la FA para después seguir negociando con el gobierno, situación que ha sido recurrente desde 2016, con reuniones constantes