web analytics


RC Deportes

El Tigre volvió a rugir

Con 43 años, y después de que hubiera una posibilidad de no volver a jugar, el golfista estadounidense Tiger Woods de 43 años se consagró en el Masters de Augusta.

 

Andrea Castillo – @_anncass

Pasaron 11 años desde su último triunfo en un Major, fue en el US Open de 2008, en Torrey Pines. Fueron 14 años desde su último triunfo en Augusta en 2005. Con este suman 15 los torneos mayores que exhibe Tiger en su vitrina, y este logro puede ser uno de los regresos más grandes en la historia del deporte mundial.

El “Tigre” salió con su tradicional negro y rojo, con un buen inicio en el front nine a dos golpes de Franceso Molinari, quien salió del tee del hoyo uno como líder, sin embargo, Woods apretó y su primer birdie en la bandera del tres ilusionó a los miles de fanáticos que rugieron con él a través de los cuatro días que duró el torneo.

La presión se sintió en el ambiente de Augusta y los más jóvenes supieron lo que es tener a Tiger apretando y luchando por el liderato. Woods conservó su mirada y su mente en los objetivos. El momento clave llegó en el mítico par 3 del hoyo 12 Molinari tiró primero y se fue al agua, lo mismo que Finau. Ambos fueron penalizados, Tiger se puso en Green y atacó para el birdie.

Después en el hoyo 16 Justin Thomas y Bryson DeChambeau hicieron hoyo en uno en la última ronda, Tiger dejó a cuatro pies del hoyo la bola en la que hubiera sido el tercer hoyo en uno del día.

En el 18, su familia y el público lo esperaban, la locura se desató desde su salida del tee. El driver lo empuñó de buena forma y su tiro salió a la derecha del fairway. En el segundo tiro tomó su hierro 8 a 167 yardas de la bandera y se fue a la derecha quedando afuera del Green. El approch fue de 40 yardas y quedó a 14 pies del hoyo, su putt pasó al lado del hoyo y tuvo que esperar un poco más al final con un bogey agitando el puño al aire y logró ser campeón.

El Masters de 2019 pasará a la historia como el año de la reencarnación de Tiger, que hace tan solo 16 meses estaba en el puesto 1.199 del Ranking mundial y ahora regresa a la cumbre del golf mundial.

Curiosamente Tiger se ha convertido también en el golfista que ha ganado más dinero en Augusta por delante de su compatriota Phil Mickelson, al sumar algo más de dos millones de dólares de premio de este año a los casi siente millones y medio que llevaba acumulados en sus 22 apariciones en Augusta.