web analytics


RC Deportes

El nuevo héroe de Londres

Debo confesar que no fue hasta agosto pasado cuando su historia le comenzó a dar la vuelta al mundo, que realmente me interesé en seguir la carrera de Heung-min Son.

 

En Corea del Sur, el servicio militar (entre los 18 y 28 años) por 21 meses es obligatorio para los hombres, a menos, entre otras cosas, que se consiga un gran logro deportivo con un equipo nacional, como una medalla en Juegos Olímpicos o el Oro en los Juegos Asiáticos, esta última, es lo que le ha permitido a Son, no solo convertirse en el orgullo nacional de su país, sino en pieza clave para Mauricio Pochettino con el Tottenham. Apenas hace un par de semanas, marcó el primer gol del nuevo estadio de los Spurs, (tasado en 1.3 mil millones de dólares) en la inauguración ante el Crystal Palace.

Son Heung-min, hoy de 26 años, fue uno de los tres refuerzos fuera de edad para la sub 23 que participó en la justa en Indonesia. Como capitán del equipo los guió a la final ante Japón a pesar de sufrir en las primeras rondas, y sus seguidores respiraron cuando consiguió el metal dorado que significaba su liberación del servicio militar, antes, tuvo que ser Mauricio Pochettino, su técnico, el héroe que le concedió el permiso de asistir al torneo aunque significara perder a una de sus estrellas en el arranque de temporada de la Premier.

Son primero se hizo un nombre en Alemania, de adolescente con el Hamburgo y después con el Leverkusen antes de convertirse en el asiático más caro de la Premier en 2015. Para dimensionar un poco lo que significa hoy Heung-min, es no solo ejemplo para muchas nuevas generaciones de coreanos dentro y fuera del país, sino que sus compatriotas, incluso, están viajando un día o dos para verlo jugar y regresar a sus actividades laborales.

Anotó en sus tres apariciones como local en fase de eliminatoria de Champions ante la Juventus, Dortmund y City, pero como le gusta brillar en los mejores escenarios, también fue el autor del primer gol de Champions en el nuevo recinto ante el City de Guardiola en la ida de los cuartos de final. Lo mejor, es que parece florecer cuando hay presión y es que nueve veces ha sido el hombre clave en ausencia de Harry Kane que ahora está lesionado quizá por el resto de la temporada.

Por supuesto Son no es el primer coreano en romperla en la Premier, con el Manchester United tuvimos a Ji-Sung Park que consiguió cuatro títulos y una orejona, además del cuarto lugar con su selección en Corea-Japón 2002, sin embargo fue algo opacado por Cristiano y Rooney. Heung-min en cambio, revelan sus compatriotas y seguidores de Little Seoul en Londres para CNN, ha provocado una ola de histeria, patriotismo y orgullo.