web analytics


RC Deportes

El futbol político

Getty

La selección femenil de Irán una vez más da de que hablar y es que se podría ver seriamente afectada por razones meramente políticas. El próximo 1, 5 y 9 de abril el combinado iraní tendría que disputar la segunda ronda de duelos clasificatorios en busca de su pase a Tokio 2020, sus rivales son Filipinas, Palestina y Taiwan, sin embargo el problema radica en la sede pues la ciudad de Al Ram (una localidad palestina ubicada al noreste de Jerusalem) está ocupada por Israel y las leyes del país islámico no permiten a sus ciudadanos viajar a este tipo de territorios.

Hussein Abdi, parte del cuerpo técnico, explicó a la agencia de noticias ISNA que sus pasaportes claramente dicen que no pueden viajar a “territorios palestinos ocupados”, Israel es un país no reconocido por Irán, tendrían que conseguir un visado de dicho país para cruzar la frontera lo cual parece imposible, y por lo mismo la Federación ya pidió a la Confederación Asiática que se busque otra alternativa, si no simplemente tendrán que renunciar a su participación. Hasta el momento no hay respuesta por parte de las autoridades correspondientes.

La selección femenil de Irán ha sufrido diversos obstáculos para progresar no solo por las conductas permitidas por su religión, en cuestión de su vestuario, si no también por la propia historia de su país. Si bien nació en la década de los setenta, en el 79 con la revolución desapareció el combinado y no fue hasta 2005 con un nuevo gobierno que se dio la posibilidad de su renacimiento. El escenario presenta además una doble moral, pues el diario El País da a conocer que Irán sí permite a los judíos de su país viajar a Israel a través de Turquía para visitar familiares. Al parecer se consiguen visados de manera discreta que no son estampados en el pasaporte. Habrá que ver que depara el futuro para las futbolistas que podrían ver truncado su sueño de conseguir avanzar a la fase final de la clasificación, donde por cierto vale la pena destacar que el conjunto varonil no tiene esta problemática, pues los clasificatorios se disputan en Irán.