web analytics


RC Deportes

El deporte del futuro… ¿O del ahora?

AS Roma

Cada vez (sin duda alguna) los eSports toman más relevancia alrededor del mundo. En México, el pasado mes de febrero, se recibió un reconocimiento de la CONADE y sabemos que la creación de nuevas ligas y torneos están en puerta para un mercado de 1.4 mil millones de dólares; sin embargo, en otras latitudes, esta nueva disciplina va mucho más avanzada.

La FIFA y la compañía que hace su videojuego, EA Sports, organizan un Mundial desde 2004, el cual, en la edición de 2018, entregó un premio de 400 mil dólares después de que más de 20 millones participaron. Si estos números no los sorprenden, la siguiente historia lo hará.

En septiembre pasado, fue que Damie, Rannerz y Zimme, jóvenes de entre 19 y 24 años, miembros del equipo AS Roma Fnatic, anunciaron la primera casa oficial de un equipo profesional de FIFA, una que si bien parece ordinaria por fuera al norte de Londres, por dentro sirve de hogar de competencia para los tres profesionales, su entrenador y su manager.

En un principio puede sonar un poco extraña la idea, porque hay que aceptarlo, no todos entendemos a fondo el mundo de los eSports aún, pero gracias a un detallado reportaje que CNN le hizo al equipo, (que por supuesto representa a la Roma de la Serie A) podemos dimensionar hasta donde están dispuestos a llegar los clubes por ser los mejores del mundo (al menos en el FIFA).

El -nada pequeño- paraíso gamer, cuenta con:

  • 5 habitaciones
  • Mesa de billar
  • Alberca inflable

Y un salón especial donde la magia sucede; con una estación de la más alta tecnología para cada jugador; doble monitor y múltiples consolas, aunado a que una vez a la semana los visita un coach de psicología para mantenerlos en la mejor salud mental para competir. Creo que se pueden dar cuenta que este proyecto no es una broma.

A pesar de lo bueno que pueda sonar, los jugadores ya llevan 6 meses en la residencia, y se quedarán ahí por el resto de  la temporada, situación que los hace extrañar su vida cotidiana, como cuenta Zimme:

“Cuando recién me mudé fue muy difícil porque extrañaba a mis amigos, pero tener a otros jugadores aquí es bueno porque siempre tengo con quien platicar cuando me siento triste o quizá solo divirtiéndome, es muy importante.”

¿Cómo lo ven? ¿Cuánto tiempo para ver estas residencias o centros de competencia como algo normal por todas partes del mundo?