web analytics


RC Deportes

Arabia Saudita y su acaparamiento por el deporte

Poco a poco el deporte en el Medio Oriente se engrandece respecto en abarcar los mejores eventos deportivos, principalmente el protagonismo se lo han llevado Catar, Emiratos o Arabia Saudita con los petrodólares que han sido tan poderosos hasta para recibir un Mundial de Futbol.

Dentro de estos enormes países productores de petróleo que han encontrado en el deporte un canal para promocionarse como turismo y los negocios en los diferentes magnos eventos que han traído. Arabia Saudita destaca en los últimos tiempos por una acción agresiva para albergar algunos de los grandes eventos mundiales.

Hace varias semanas se realizó un amistoso entre Argentina y Brasil con sus mejores estrellas; anteriormente las Supercopas de España e Italia más que establecidas, la revancha de Andy Ruiz vs. Anthony Joshua, la Fórmula E, Rally Dakar, la WWE con su evento Crown Jewel, son algunos de los eventos ya establecidos.

En cuestión del futbol, la liga italiana dio ese primero paso en el 2018 con la Supercopa entre la Juventus y el Milán. Este 22 de diciembre, en épocas donde el turismo incrementa para el encuentro entre la ‘Vecchia Signora’ y la Lazio.

Pero después le siguió la Federación Española de Futbol, ya que varios medios aseguran que firmaron un contrato con el gobierno saudí por los próximos tres años y 120 millones de euros, para realizarla a partir de enero de 2020, que se jugará en un cuadrangular entre Barcelona, Atlético de Madrid, Valencia y Real Madrid, para disputarse entre el 8 y 12 de enero.

Además en que se acerca la gran pelea entre Andy Ruiz y Anthony Joshua el próximo 7 de diciembre, y que existió una cláusula que incluía una revancha automática, donde los promotores de Anthony Joshua pudieron elegir la sede donde más les convenga.

Para mayor expansión en otros deportes ya se ha realizado la Formula E, el magno evento de la WWE fuera de los Estados Unidos, Crown Jewel, y en 2020 se realizará el Rally Dakar, para el cual se ha especulado que el gobierno saudí pagará 13 millones de euros hasta el 2024.