web analytics


RC Deportes

La máquina del talento

El “Caballo Negro” de esta Champions League es holandés.

Jimena Rodríguez – @jiimejime

Con el Ajax sorprendiendo al Real Madrid en octavos de final de la Champions League y con la batalla que le presentó a la Juventus en cuartos, vale la pena hablar de este club más allá de los números que muchos conocen, y por supuesto profundizar en la fábrica de talentos que produce, con un valor de 500 millones de euros.

Atrás quedaron los nombres que hicieron leyenda en el club donde se graduaron: Johan Cruyff, Ruud Krol, Arie Haan, Jonny Repp, Marco Van Basten, Frank Rijkaard, Patrick Kluivert, Edgar Davids y Clarence Seedorf, pero si bien, muchos pensarían que el Ajax dejó de producir talento al desaparecer de los mejores escenarios europeos, están equivocados.

El “Lucky Ajax” está de regreso tras 13 años de ausencia en la fase de eliminación directa de Champions y en 2017 llegó a la final de la Europa League. Parte de los que han hecho la chamba los últimos años (provenientes de las academias del club) son Frenkie De Jong, Matthijs de Ligt y Justin Kluivert.

Aquí frenamos un momento… no es secreto que cada vez es más difícil para los clubes competir económicamente con los grandes de Europa y el Ajax entiende bien que para sobrevivir y tratar de volver a la grandeza que le dio cuatro orejonas en su momento debe vender, y por lo mismo, Kluivert con solo 19 años de edad, partió rumbo a Roma desde el año pasado.

Por otro lado, De Jong (21) llegará en verano al Barcelona y las ofertas por de Ligt (19) no son pocas con los grandes nombres peleando por él para el próximo mercado.

“No tenemos a las leyendas, nosotros las hacemos”

Eso lo declaró el actual CEO -y leyenda de la portería- del club holandés, Edwin van der Sar para CNN, admitiendo que cada año esperan perder dos o tres jugadores, a pesar de que les gustaría que primero le retribuyeran al equipo con títulos. Johan Cruyff, por ejemplo, partió al Barcelona con 27 años y dejando 17 campeonatos en ocho años durante su estancia en el  primer equipo.

Hoy por hoy esa es la realidad de “de Joden” o los Judíos como también son conocidos desde finales de los sesenta y principios de los setenta; firmaron una alianza de cinco años con el Guangzhou chino a la que llamaron la mejor academia juvenil del futbol asiático y abrieron una oficina en Nueva York en busca de influenciar positivamente el futuro del soccer conectando compañías y clubes de Estados Unidos con la marca.