web analytics


RC Deportes

Higuera, protagonista de la historia de terror chiva

Cristian de Marchena

Entrenadores y jugadores han llegado y salido del Guadalajara en un mal desenlace, terrible salida en el caso de Jose Cardozo, así como para los jugadores en ser menospreciados e irse del club como no se merecían dado a lo otorgado que la afición merece. Sin embargo, no son del todo culpables, José Luis Higuera es quien encabeza el terror que ha vivido la institución.

Arribado en abril del 2015 sin el conocimiento de la exigencia en ser parte de un equipo como las Chivas, y que con la suma de fracasos, así como las decisiones que hicieron enfadar a los aficionados, entendió el peso de millones, y, temeroso ante la presión que hizo exigir más su salida, en diciembre del 2018 aseveró en que “No vine para hacer campeón a Chivas”.

Solamente situación empresarial, como los millones conseguidos por las relevantes ventas de Rodolfo Pizarro, Orbelín Pineda, José Juan Vázquez, Edwin Hernández, Oswaldo Alanís, o, el despido de Matías Almeyda como entrenador y la no copra del querido cancerbero, Rodolfo Cota, dentro de lo más recordado en su actual era que inició como una historia positiva, pero cada capítulo más se ha vuelto de terror.

La aventura comenzada con aquellos refuerzos primordiales de los campeonatos conseguidos, más las esperanzas de cada torneo con nuevos personajes de vestimenta rojiblanca como: Carlos Peña, Alan Pulido, Walter Sandoval, Raúl Gudiño, Dieter Villalpando, Hiram Mier, Jesús Zavala y Alexis Vega, quienes más allá de representar a uno de los cuatro grandes, han sido testigos del desastre en verde valle, vestuarios, oficinas, entre otras instalaciones donde marcha el desánimo de un fracaso más.

A penas va el primer trimestre del 2019, en el cual para la mala fortuna que la afición ha vivido, las Chivas cayeron dos veces seguidas contra un América que les dio piedad sobre las pocas oportunidades de batallarles en su majestuoso nido, como la más reciente derrota ante otro contundente rival, los Pumas, representado como el despido para José Saturnino Cardozo, leyenda para meter goles, pero como entrenador, reconoció la grandeza que le quedó el equipo.

En los constantes triunfos del Guadalajara a inicios de torneo, José Luis Higuera no paraba de demostrar en su cuenta de Twitter lo que había logrado provisionalmente y responder a sus seguidores. Ahora en hilar derrotas, se ha dedicado a publicar todo menos el accionar de su equipo en una competición que las CHIVAS cada vez es menos protagonista.

Memes