web analytics


RC Deportes

El día que Veracruz no se presentó a jugar

Veracruz no se presentó a jugar en la jornada 17 del apertura 2004 ante los Jaguares de Chiapas.

 

Aquel Veracruz bajo el mando de Wilson Graniolatti llegaba a la jornada 17 con el liderato del apertura 2004. Con 35 puntos los tiburones estaban en la cumbre y ningún equipo tenía la oportunidad de desplazarlos.

El problema comenzó luego de que Veracruz pidiera jugar el sábado por la tarde su último partido de la fase regular , sin embargo, la liga decidió que su encuentro ante los Jaguares de Chiapas iría el domingo a las 12 del día, situación que provocó la furia de Rafael Herrerías, entonces presidente de los escualos.

El equipo líder, comandado por figuras de la talla de Cuauhtémoc Blanco, Christian Gimenez, Braulio Luna y Kléber Boas recibió el contundente mensaje, no presentarse a jugar por ordenes de Herrerias quién declaró ´No se trató de un capricho personal, sino una muestra de dignidad de nuestro equipo´.

El rival en turno, los jugadores de Chiapas si se presentaron al Estadio Luis ´Pirata´Fuente aquel mediodía del domingo 21 de noviembre de 2004. Tras una larga espera el arbitro del encuentro, Marco Antonio Rodríguez llamó al capitán chiapaneco Sergio Almaguer para hacer oficial el triunfo de su equipo, obteniendo una victoria de 2 a 0 sin haber jugado.

 

LAS CONSECUENCIAS

La decisión de no presentarse significó una multa de 2 millones de pesos para Veracruz así como una suspensión de 6 meses para Rafael Herrerías.

Veracruz, pese a su liderato quedaría fuera en los cuartos de final ante los Pumas y la leyenda en torno a uno de los sucesos más bizarros en la historia reciente del fútbol mexicano nacería.