web analytics


RC Deportes

5 similitudes entre la Liga MX y Club de Cuervos

@ClubdeCuervos

En nuestro querido fútbol mexicano se vive de todo: corrupción, promotores, lavado de dinero, dobles contratos y favores por todos lados. En la popular serie de Netflix, Club de Cuervos, lo vimos y hoy en día es una realidad.

Por eso el día de hoy, les traemos un TOP 5 de las similitudes entre la Liga MX y Club de Cuervos:

5.- Los promotores

Estos personajes en el fútbol mexicano tienen muchísima influencia. Los encargados de representar a los jugadores, técnicos y directivos muchas veces manejan a su antojo a los clubes. Un claro ejemplo lo tenemos en Carlos Hurtado, quien manejo mucho tiempo a Cruz Azul y acaba de meter su manita en Chivas al colocar a Luis Fernando Tena. Eliseo Canales sería la perfecta representación en la serie.

4.- Piden “mordidas” para debutar

Es un secreto a voces que incluso para debutar en las divisiones menores, algunos técnicos o directivos piden dinero a cambio de poner a jugar a sus futbolistas o incluso algún otro favor de otro tipo. Lo vemos perfectamente en la serie cuando Goyo le pide dinero a Tony para debutarlo y el jugador le trae otra opción a su técnico.

3.- La política y el fútbol van de la mano

En muchos estados de la república mexicana vemos como los políticos meten su mano en el deporte. Vemos a dueños de clubes como Fidel Kuri ser miembros activos del PRI y la Federación no decir absolutamente nada. Esto lo vemos en Club de Cuervos con el gobernador Goméz Prieto e incluso con el mismo Chava Iglesias cuando se postula como gobernador.

2.- Aitor Cardoné = Ronaldinho

El astro brasileño llegó al final de su carrera y entregó uno que otro momento de magia pero se terminó apagando. Se le recuerda más a Ronaldinho por sus fiestas, sus gustos, sus excesos e incluso de abandonar a su equipo al medio tiempo. En los Cuervos tenemos a Aitor Cardoné, el crack que llegó a los Cuervos de Nuevo Toledo.

1.- Los cambios de sede y franquicia

Han existido mil cambios de nombre, franquicia y sede con los equipos de la Liga MX. Lo acabamos de ver el verano pasado cuando Juárez FC compró a Lobos BUAP y subió a Primera. Lo hemos visto con Veracruz, con Jaguares, con Querétaro o con Puebla que compran una franquicia para quedarse en la división. Clubes como Necaxa, Atlante o incluso Cruz Azul han cambiado de estadio o de estado de la república. Lo vemos en la serie cuando los Cuervos, desterrados de Nuevo Toledo, se mudan a Puebla.

Parecía broma pero es una completa realidad: el fútbol mexicano tiene problemas graves.