web analytics


RC Deportes

Un montón de ideas locas y desesperadas para ayudar al Tri

AP

PARA QUE QUEDE CLARO

Hace más de una semana en este mismo espacio hablábamos de la tremenda situación que viven los jugadores mexicanos que militan en equipos en el extranjero. Lejos de ver que se movieran las cosas en la Selección Mexicana, no pasaba nada.

Juan Carlos Osorio nuestro director técnico nacional salió el martes a decir que estaba muy ocupado y hasta preocupado de lo que está sucediendo con los elementos mexicanos que no juegan y cuando juegan no anotan o no se hacen notar en el campo y cierran el círculo vicioso que los tiene orillados, literalmente hablando, a un lado de la cancha.

Acá en México hubo una gran reacción. Es como si nadie se hubiera dado cuenta de lo que estaba pasando. Entonces todo el mundo empezó a buscar y encontró las estadísticas que publicamos la semana pasada (y se lo digo no para sentirme muy “picudo” de que fui el primero en decirlo, aunque si lo fui), y fue como una reacción en cadena.

Pero no era una novedad. Bastaba con echarle un vistazo a algunos jugadores para entender que es un mal generalizado. La baja de rendimiento no parece tener una explicación lógica de porqué gente como Miguel Layún que llegó a ser uno de los mejores laterales de Europa ya no es ni siquiera suplente recurrente. O si el asunto del “Tecatito” Corona fue tan gravemente personal que le bajó como 3 mil revoluciones a su capacidad de jugar. Lo de Raúl Jiménez espanta. Un delantero goleador que no anota y que ya casi ni juega. Y del “Chicharito” duele que ya hasta estén pensando en mandarlo ¡A Turquía!… ¡Por el amor de Dios!

Entre Turquía y la Liga MX, creo que no hay discusión que es diez veces más conveniente que regresara a México. Acá al menos tendría la seguridad de que va a jugar, y es entonces que surgen estas locas ideas en mi cabeza, que seguramente no van a progresar en el seno de la Federación Mexicana de Futbol, en la Comisión de Selecciones Nacionales o en la cabeza de Juan Carlos Osorio, pero que pasaría si…

La FMF se comunica con algunos de los clubes que tienen a los jugadores mexicanos que ya casi ni juegan, como el Porto, la Roma, el West Ham, el Rangers de Glasgow y demás por el estilo y les hace, en coordinación con algunos de los clubes del futbol mexicano, una oferta conjunta para que los presten por los próximos seis meses y vengan a jugar a los equipos de donde salieron hacia Europa. Por ejemplo, Layún al América, Moreno a Pumas, “Chicharo” a Guadalajara, Herrera al Pachuca, y se comprometen a pagar el sueldo de estos jugadores y un “fee” por el préstamo. Con la maravilla de que cuando regresen a Europa después del Mundial, lo van a hacer bien engrasaditos, con ritmo y tal vez listos para ser traspasados a otros equipos, pero a un costo mayor y que les permita a estos cuadros recuperar su inversión si de verdad ya no los quieren…

Cabría la posibilidad de que alguno de los patrocinadores Master de la Selección, les pusiera una etiqueta gigante en la camiseta o que jugaran con una camiseta de color diferente puesta por quien pone el dinero para que se haga realidad la cosa, así como el “libero” en el volibol.

O…

Mas “jalado de los pelos” de plano armar un equipo con los 10, 11, 12 o los que sean, que pudieran estar disponibles quitando a Ochoa, Salcedo, Guardado y Lozano o Herrera que si juegan de verdad, y se arma una selección temporal, igualmente pagados los costos del préstamo por un patrocinador o por la propia Federación, y esa “selección temporal o alterna” la mandan a jugar partidos amistosos de todo tipo con la complacencia de SUM en Estados Unidos.

Sobre todo, considerando que nuestros paisanos, a los que casi siempre le han visto la cara, ahora si les darían a la verdadera selección, aunque les falten dos o tres titulares y seguramente no faltaría la cadena de televisión interesada en esos juegos, y que SUM organizaría con gran beneplácito porque sabrían que es negocio garantizado.

Al final del camino, de lo que se trata es que los que alguna vez consideramos casi todos en México, como “titulares” de la selección, tengan actividad y no se les empiecen a enmohecer en la banca a sus equipos y que nos los manden todos oxidados para los partidos FIFA de Marzo y los amistosos que restan antes de que el Tri viaje a Rusia. Porque fuera de ritmo, por más prestigio y categoría que tengan, quizá no estén siquiera al nivel de los que estén pasando por un buen momento en la Liga MX.

Si recordamos la eliminatoria para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, si Hugo Sánchez hubiera contado con Carlos Vela y Giovani que no jugaban en el Arsenal y el Barcelona, y que no vinieron porque no se hizo una correcta gestión del préstamo, seguro la historia hubiera sido diferente, porque si hubieran marcado diferencia respecto a los que ocuparon los lugares que estaban “pintados” para ellos.

Igual ahora. Yo no sé si Henry Martín se va a hacer chiquito cuando se le venga encima Manuel Neuer el arquero de Alemania, o Ter Stegen, cualquiera que termine por ser el titular; o si podría quitarse una marca de Jerome Boateng o de Jonas Hector (sin acento) o de Mats Hummels.

O que, pasaría si el chavito este que ahora quiere ser mexicano Jonathan González, tiene que encarar a Mario Gotze, a Khedira o Toni Kroos para poder hacer un servicio que pudiera llegarle a Oribe Peralta. La verdad, yo no los veo en el Mundial por más que tengan un brillante futuro. O no al menos de titulares. No pensaría lo mismo de Herrera o “Tecatito”, es más, de Rafa Márquez si es que la Divina Providencia de apiada de él y le permite arreglar su bronca para poder representar a México en Rusia.

Estamos a tiempo de hacer algunas cuantas cosas, por locas que parezcan, que sean alternativas para que el Tri vuelva a ser lo que llegó a ser hace un año, y que nuestros “titulares” recobren la confianza que seguramente han perdido por esa falta de actividad y la desconfianza (perdone usted la expresión) de los técnicos en turno que los cuestionaron, presionaron y le dieron al traste condenándolos a la banca.

Mister Osorio, yo creo que no es hora de preocuparnos, sino como titulamos en esta sección hace un par de días, es hora de ocuparse, hay tiempo suficiente aún, pero hay que poner manos a la obra. Yo no sé si está reglamentado por la FIFA que los jugadores tengan que participar en un equipo a fuerza para ser elegibles al Mundial, pero de que algo se puede y se debe hacer, de eso no hay duda… Y el cronómetro va en seria y franca cuenta regresiva…

Default