web analytics


RC Deportes

Rusia 2018, ¿un final Feliz?

AP

EDGAR VALERO BERROSPE EN MOSCÚ

Una vez que cayeron Alemania, Argentina, España y Portugal, el Mundial sólo tiene a tres aspirantes serios a llevarse la Copa, Francia, Brasil y Bélgica, aunque el, pero es que se eliminarán entre sí, y con ellos, el “Caballo Negro”, Uruguay.

Vertiginosamente se fueron las dos primeras fases de la Copa Mundial de Rusia 2018. Dirá usted, “tanto esperar y ya se acabó”, casi… Pero no sólo en cuanto a la realización de los partidos, no, Rusia 2018 está sufriendo el síndrome de la eliminación temprana que ya ha sacudido a otros eventos de este tipo, pero además, con la agravante de que los favoritos que quedan se eliminarán entre sí. Al menos, la fiesta para los rusos sigue, pues la escuadra roja se las ingenió para superar a España.

No sé si sea el orden correcto, pero creo que Alemania, Argentina, España y Portugal eran los principales candidatos a obtener la corona de este torneo, y atrás de ellos venían Brasil, Francia y Bélgica… Los demás que hayan avanzado más de una ronda, como Rusia, Croacia, Inglaterra y Uruguay, se colaron a la fiesta.

Una fiesta, por cierto, que afortunadamente continúa. Debo ser honesto en el sentido de que se siente que los aficionados, casi todos, de las 24 selecciones eliminadas hasta ahora, ya se fueron, y quedan entonces sí, algunos aficionados no tan aficionados, casi siempre, los que sí pueden pagar los carísimos boletos de los partidos de estas últimas tres rondas y que, no son de los que traen las caras pintadas, la máscara o el penacho. Son digamos “de otro nivel”.

Y decíamos acerca de la fiesta, que el hecho de que Rusia siga adelante garantiza que un país enorme como Rusia, no se acabe de devorar lo que aún queda del Mundial, porque ese es otro tema, de tales dimensiones es este lugar, que de pronto hay zonas de la ciudad de Moscú donde parece que nadie se enteró que había un Campeonato del Mundo. Es más, en la televisión, la publicidad no es como la de México, repleta de “ideas mundialistas”.

En el futbol, mañana inician los cuartos de final con las mejores ocho selecciones de este torneo, y digo las mejores de este torneo, muy bien puntualizado, porque nadie salir ahora con que ésta Alemania a la que venció México es “la peor de la historia” porque nunca antes la Mannshaft había caído en una primera ronda. Y el hecho de que el mismo día, sólo con unas horitas de diferencia se hayan ido Cristiano y Portugal por un lado, y Messi con Argentina por el otro, no creo que haya sido algo que le haya caído muy bien al Comité Organizador.

A eso, agréguele que España cayó a manos de los rusos en algo absolutamente fuera de cualquier script. No dudo que aquí, localmente, cayó mejor que se fuera la Furia Roja que la selección de Rusia. Pero los resultados extraños de la primera ronda y las combinaciones que se armaron como consecuencia de esos resultados han dejado a los equipos más interesantes para verse las caras ahora mismo.

Francia con Griezman y Mbappé, Bélgica con Lukaku y Brasil de Neymar, Willian y compañía quedaron sembrados del mismo lado. Y que le digo de que con ellos estaba Argentina con Messi y Portugal con Cristiano. O sea, de un sólo lado, cinco de los siete grandes favoritos. Del otro lado sólo llegó España porque Alemania desapareció atrás de Suecia y México…

No sé si sean coincidencias o no… Pero ahora al ver las combinaciones posibles, que tal una semifinal ¿Rusia-Suecia? aunque me parece más probable una Croacia-Inglaterra, donde lo más sobresaliente sería ver por vez primera en 28 años en una semifinal de un Mundial a Inglaterra, pues los británicos no han avanzado a esa instancia desde Italia 90 cuando fueron derrotados por Alemania y Gary Linecker acuñó aquella frase de que “el futbol es un deporte de once contra once donde todos corren atrás de un balón y al final siempre gana Alemania”.

Pero aún así, sin menospreciar a los croatas que se las ingeniaron para recuperarse de la temprana eliminación que sufrieron hace 4 años a manos de México y Brasil, para llegar ahora al quinto partido, Croacia no es un equipo de gran significancia en el mundo del futbol, aunque haya tenido grandes futbolistas.

Y del otro lado, el primero, sólo quedará uno de los tres favoritos importantes que hay, además del Caballo Negro, que se llama Uruguay. El público normal paga a veces precios exagerados por ver partidos que valen la pena, pero una final, por ejemplo, entre Uruguay y Croacia, no me parece que sea algo que vaya a beneficiar al futbol o que atraiga las multitudes de otros tiempos.

Que diferencia de un España-Holanda, de un Argentina-Alemania, de un Francia-Italia o un Brasil-Alemania, por citar las cuatro últimas finales mundialistas (en desorden), no tengo nada contra los que mejoran y alcanzan sus metas, pero yo si preferiría haber visto en estos octavos de final a España contra Croacia, a Portugal contra Francia (repetición de la final de la Copa de Europa del año antepasado), a Alemania contra Inglaterra y bueno, del Bélgica-Brasil, de corazón nos hubiera gustado un México-Bélgica, pero la razón si funcionó en esta parte del esquema…

En fin, el balón rueda de nuevo el día de mañana y no jugarán los que hubiéramos querido, sino los que lo merecieron haya sido como haya sido. Tal vez haya muchos rusos que van a ser felices, pero no creo que el resto del planeta esté muy ocupado de los sentimientos de los ciudadanos de este país, que es muy grande, muy hermoso, pero que vive muy alejado de nuestros corazones futboleros.

Default