web analytics


RC Deportes

Patriotas-Raiders, sin respeto al pasado

AP

En una rivalidad más imaginaria que real, pero que tiene el precedente del famoso “Tuck Rule Game”, Nueva Inglaterra ha dominado a los Corsarios en campaña regular y postemporada, sin importar los gloriosos antecedentes de Oakland.

Con triunfos en el Oakland Alameda County Coliseum, el Memorial Coliseum de Los Angeles y en el viejo estadio Gillette, el equipo de Tom Brady domina la Serie. Los Raiders derrotaron a los Pats por última vez en 2002.

Es quizá una asociación de ideas con aquellas palabras del delantero inglés Gary Linecker, quien luego de la derrota que sufrió la selección británica en las semifinales de la Copa del Mundo de 1990 en Italia señalando que “el futbol es un juego donde 22 hombres corren detrás de un balón y al final siempre gana Alemania”… Y en el caso que nos ocupa, de cara al gran juego que se celebrará el domingo en el Estadio Azteca entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Raiders de Oakland, las cosas parecen ser iguales… No importa donde se juegue el partido, al final de cuentas, los Pats siempre ganan…

La aventurada aseveración pareciera desafiar el glorioso pasado de los Raiders, ganadores de tres Super Bowls y protagonistas de cinco en total entre 1977 y 2003. Sin embargo, ante los hechos poco se puede discutir, la serie histórica entre estos dos equipos favorece 18-15 a los Patriotas, además del empate a 43 puntos de 1964, y 2-1 en la postemporada.

La única victoria de los Raiders en postemporada, ocurrió en el playoff divisional de 1976 con marcador de 24-21, de donde se catapultaron tras vencer en el juego de Campeonato de la Conferencia Americana a los Acereros de Pittsburgh y finalmente a los Vikingos de Minnesota en el Superbowl XI para ganar el primero de sus tres títulos de la NFL.

La rivalidad, si es que se puede considerar así, tuvo un enfrenón cuando se fusionó la NFL con la AFL, pues los equipos, fundadores de esta última liga, dejaron de enfrentarse 2 veces por temporada para caer en el calendario una vez cada tres o cuatro años.

En la campaña de 1985, los Patriotas perdieron en casa en la campaña regular, pero luego visitaron el Coliseo de Los Angeles para derrotar por vez primera en playoffs a los Raiders el 5 de enero de 1986, en ruta a la final de la Conferencia Americana celebrada en Miami donde se impusieron a los Delfines para finalmente caer en el Superbowl ante los Osos de Chicago el 26 de enero de ese año en el Superdomo de Lousiana.

Después de ese duelo, se enfrentaron tres veces más en temporada regular antes de llegar a aquel encuentro del playoff divisional del 19 de enero de 2002, cuando en un casi trágico acontecimiento, los Raiders perdieron 16-13 en tiempo extra bajo una impresionante nevada en el viejo estadio Gillette.

Ese fue el primer juego de postemporada de la espectacular trayectoria de Tom Brady que suma ahora 34 encuentros en playoffs con 10 victorias consecutivas incluyendo esta al arranque de su carrera, sumando además en ese periodo tres triunfos en el Superbowl, antes de caer ante los Broncos en el playoff divisional de la campaña del 2006.

Los Raiders se impusieron por última vez a Nueva Inglaterra en la campaña siguiente tras el “Tuck Rule Game”, el 17 de Noviembre de 2002, por lo que mañana se cumplirán 15 años de ese triunfo 27-20 en el Oakland Alameda County Coliseum ante más de 60 mil “ofendidos” aficionados.

Este triunfo formó parte del impresionante regreso de Oakland, que había empezado la campaña 4-0 pero luego ligó 4 derrotas consecutivas, y que fue capaz de ganar 7 de sus últimos 8 partidos para obtener el título divisional del Este y la Home Field Advantage de la Conferencia Americana.

Sin embargo, no pudo Oakland coronar sus esfuerzos, pues el equipo, que había dejado ir al entrenador Jon Gruden tras la derrota con los Patriotas en el 2002, enfrentó precisamente a la nueva escuadra de quien había sido su head coach durante cuatro campañas, los Bucaneros de Tampa Bay que los aplastaron 48-21.

A partir del 2003 Oakland no ha podido derrotar a los Pats pues en las tres ocasiones que se midieron, fue la escuadra de Brady quien salió adelante, la última el 21 de septiembre de 2014 en Foxboro. En total, en este siglo, el equipo del legendario Al Davis sólo pudo vencer una vez a sus rivales del domingo.