web analytics


RC Deportes

Hoy el problema se llama Ronaldo

AP

MIS CARTAS DESDE RUSIA

EDGAR VALERO BERROSPE EN KAZAN

 

Que México domine la eliminatoria de la Concacaf, no viste, no deja satisfecho a nadie porque se considera una obligación, y pesar de que el Tri aceptó apenas su primer gol en el Azteca en duelos oficiales con Juan Carlos Osorio en el timón, esto en el juego del domingo pasado ante Estados Unidos, lo que pide a gritos (además del “eeeeeehhhh….) la afición nacional, es un golpe de autoridad, de respeto.

La magullada imagen tricolor tras el humillante 7-0 ante Chile parece no lavarse con detergente o con victorias de ningún tipo, y si el equipo nacional hace lo que debe y por lo menos avanza a las semifinales, existen serias posibilidades que el rival sea Chile. Esta situación abriría las puertas al propio Osorio de limpiarse la cara y argumentar con hechos en la cancha, que su sistema de rotaciones es efectivo y vanguardista. Veremos. Pero hoy, le problema se llama Ronaldo.

Y es que mientras nos hacemos cruces viendo quien será el audaz o audaces jugadores del equipo mexicano que tendrán que cumplir con la responsabilidad de marcar al mejor jugador del mundo, bien valdría la pena hacer algunos señalamientos que de pronto se nos olvidan.

Uno, Cristiano Ronaldo es el Real Madrid. Y el Real Madrid es el mejor club de futbol en el mundo. Campeón mundial de clubes, campeón de España, campeón de la Supercopa Europea, ah, y por tercera vez en cuatro años, campeón de la Champions. Donde se juega el mejor futbol del mundo…

Pero Cristiano Ronaldo también es Portugal. Y Portugal es el campeón de Europa, donde se juega, el mejor futbol de selecciones del mundo. Mejor que en la propia Copa del Mundo. Y aunque de pronto se quiera minimizar que Portugal llegó por la “ruta fácil” a la final, pues mientras de un lado se daban de cocolazos Italia contra España, Alemania contra Italia y Francia contra Alemania, los lusos se la pasaron bomba (bueno no tanto) superando a Croacia, Polonia y Gales; pero eso sí, para coronarse tuvieron que ganarle al que fue mejor de todo el otro lado del bracket, Francia, en Francia, bueno, en su catedral, el Stade de Francia, sobre cuyo pasto sagrado se coronaron campeones mundiales en 1998. No fue fácil.

Entonces, lo que esperamos que es que la visita a la ciudad de Kazán, a donde por cierto tendrán que regresar el próximo sábado tras el partido ante Nueva Zelanda en Sochi, no sea solo una visita turística. México suele jugar bien ante equipos grandes, pero también suele perder esos partidos.

Recuerdo al “Vasco” Aguirre cuando me dijo en Cape Town tras el sorteo de la Copa Mundial de Sudáfrica que le daba gusto enfrentar a Argentina porque ya era hora de cambiar la historia. Usted ya sabe que no se pudo…

Hoy pienso que no hay mejor oportunidad de intentar una vez más, cambiar la historia, que enfrentar al gran favorito para ganar este evento, Portugal. Ah, y ahí juega el mejor futbolista del mundo, Cristiano Ronaldo… Ese es el único “pequeño” problema…