web analytics
RC Deportes

El mundo espera…

AP

EDGAR VALERO BERROSPE EN MOSCÚ

Esta mañana se lleva a cabo la final de la Copa del Mundo Rusia 2018 en el Luzhniki Stadion de Moscú, con un gran favorito, Francia y un invitado inesperado, Croacia. El duelo promete mucho más de lo que se podía haber previsto antes del arranque del torneo.

La última llamada. Finalmente, Rusia 2018 llegará a su fin este día con uno de los duelos más improbables que se hubiera podido pensar, cuando el subcampeón de Europa, Francia, con una plantilla de envidiables estrellas, estará enfrentando a Croacia cuya nómina podría ser incluso superior a la francesa, pero que inexplicablemente no había podido trascender. El Luzhniki Stadion con un impresionante dispositivo de seguridad será el escenario donde se definirá al nuevo campeón mundial.

Cuando la Copa Mundial inició hace 31 días, la lista de los favoritos incluía por un lado del bracket a España, Portugal, Francia y Argentina y del otro a Brasil, Alemania y Bélgica, por lo que se esperaba cualquiera de las combinaciones que incluyera a uno de esos favoritos de cada lado, con semifinales que podrían haber arrojado partidos de donde se creía saldrían chispas, involucrando a Alemania, España, Brasil o cualquier otro de los mencionados en la lista.

Sin embargo, las sorpresas empezaron muy pronto con la eliminación del campeón del mundo a manos de México y Suecia (con la gran ayuda de Corea) en la primera ronda, y continuaron al arrancar los octavos de final donde el mismo día fueron eliminados Argentina y Portugal, quienes no metieron ni las manos y se fueron directo en los 90 minutos con Messi y Cristiano, pero continuaron al día siguiente cuando España se vio impotente ante Rusia, el mismo día que Croacia alargaba a 4 victorias consecutivas su presencia en Rusia.

Y es que los croatas que fueron uno de los tres equipos, junto con Uruguay y Bélgica que ganaron sus tres partidos de la primera ronda, dispusieron de Dinamarca en la segunda ronda, en el primero de los tres partidos de eliminación definitiva en los que tuvieron que irse más allá del tiempo reglamentario.

Ya en los cuartos de final, y cuatro de los siete favoritos fuera, resultó que los tres sobrevivientes quedaron del mismo lado para buscar un sólo boleto a la final, Bélgica acabó con los sueños de Brasil de lograr su sexto título del mundo y Francia dejó fuera al caballo negro, Uruguay que había pasado encima de Portugal. Croacia se las ingenió para echar a la sorprendente escuadra rusa que llegó mucho más lejos de lo esperado, cumpliendo con un sobresaliente papel al caer en penaltis ante la escuadra balcánica que empleó el talento de Luka Modric para comandar la media cancha.

En un espectacular duelo, con un futbol vertical, rápido, lleno de ideas frescas y con dos line ups impresionantes, Francia se midió a Bélgica y la eliminó para alcanzar la final después de sus fracasos en Alemania 2006 cuando perdió la pelea por el título ante Italia y en la Eurocopa de hace dos años cuando Portugal les arrebató la gloria en su propia casa. Y mientras, Croacia, sin ofrecer mucho futbol, pero si mucha determinación, terminó por mandar a Inglaterra a la lucha por el tercer sitio al imponerse en tiempo extra, logrando el resultado más importante de su corta historia, apenas 20 años, de participar en la Copa del Mundo.

NADA QUE PERDER. Croacia, cuya lista de estrellas es quizá de las más importantes del mundo, con jugadores que no sólo son titulares, sino verdaderas figuras en los mejores equipos del mundo, como Mandzukic en la Juventus, Rakitic en el Barcelona, Persic en el Inter de Milán, Lovren en el Liverpool y Modric en el Real Madrid, habiendo jugado estos dos últimos como titulares la final de la Champions el pasado 26 de mayo en Kiev, nos habla que de ninguna manera es un equipo sencillo. Por el contrario, puede que haya sido subestimado en grado extremo debido a que sus últimos dos boletos al Mundial los obtuvo vía repechaje.

Y en efecto, a Brasil 2014 calificó después de dejar fuera a Islandia, equipo que lo mandó en la última eliminatoria también al repechaje, donde se enfrentó a Grecia al que venció ahora sí con gran categoría 4-0 en el global.

El único presunto aviso de que los croatas podrían dar una sorpresa de algún tipo vino en la Euro hace dos años cuando ganaron su grupo, en el que estaban la, hasta ese momento campeona vigente y bicampeona del evento, España a la que derrotaron 2-1.

Croacia no era favorito para ganar nada en este Mundial, no había líneas de apuesta para ganar algo en caso de que llegara a la final o a ser campeón, lo cual era absolutamente improbable, por lo que así, sin nada que perder y todo que ganar, Croacia aspira a ser el primer campeón del mundo que haya salido prácticamente de la nada.

LA CARA OPUESTA. Francia en cambio se encuentra en una situación totalmente diferente. Hace 12 años perdió la final ante Italia con una de las mejores plantillas de la historia, una lista que incluía a grandes héroes de aquellos que conquistaron el título del mundo en 1998 como Zidane, Henry, Vieira, Thuram, Barthez y Trezeguet, a la que se agregaron otros gigantes del futbol francés con Ribery, Malouda, Abidal y Makelele pero cuyo fracaso fue monumental.

Y hace dos años, cuando los galos hicieron lo más difícil, vencer en las semifinales a Alemania, cuya condición de campeón mundial no podía haber sido más reciente, ya con varios de los elementos que trajo de nuevo Didier Deschamps, como Lloris, Umtiti (el héroe ante Bélgica), Pogbá, Griezmann, Matuidi, Giroud y Kanté entre otros, de pronto tuvo que vivir un capítulo inesperado cuando Portugal, sin Cristiano la mayor parte del tiempo, los humilló en pleno Stade de France.

Así que con dos equipos viviendo en planetas diferentes, se resolverá este día el polémico campeonato mundial de Rusia 2018, pleno de sorpresas, pleno de decepciones y donde en cambio eso sí, hemos visto el surgimiento de nuevas caras, nuevas estrellas y ¿porque no?, tal vez un nuevo y noveno campeón del mundo que se sume a los históricos nombres de Uruguay, Italia, Alemania, Brasil, Inglaterra, Argentina, Francia y España. Hoy el mundo conocerá el final de la historia….