web analytics


RC Deportes

Con Rusia en la mira

AP

Esta noche la Selección Mexicana de Futbol podría convertirse en la sexta invitada a la Copa del Mundo del año que entra si es capaz de al menos sumar un punto, cuando reciba a la Selección de Panamá en la cancha del Estadio Azteca.

El vuelo con destino final en Rusia 2018 podría comenzar esta misma noche. La Selección Mexicana de Futbol podría garantizar su invitación al Mundial del año que entra cuando enfrente a la Selección de Panamá en la cancha del Estadio Azteca, si es capaz de sacar un solo punto que le permita sumar 15 unidades, que matemáticamente le permitirían obtener su boleto.

A pesar de que sólo un punto es necesario para los cálculos, lo haría con total autoridad si suma de a tres y obtiene una ventaja de 10 puntos, precisamente frente al equipo centroamericano, lo que haría absolutamente imposible ya, ser eliminado y dejar de ganar uno de los tres boletos directos a los que tiene derecho la Concacaf.

El Tri se mantiene invicto en el Hexagonal Final de la Concacaf y de hecho, suma 10 partidos eliminatorios sin derrota de la mano de Juan Carlos Osorio, pues en la ronda anterior obtuvo 5 victorias y sólo cedió un empate ante Honduras en la última salida de la cuarta ronda eliminatoria, y ahora son 4 triunfos y dos empates. Curiosamente, los dos de los tres partidos que no ha ganado en casa el equipo nacional, fueron sendos empates a cero con los catrachos y con Estados Unidos, y el tercer duelo en el que no fue capaz de anotar fue ante los panameños en el Estadio Rommel Fernández de Ciudad de Panamá el 15 de noviembre del año pasado, en su segunda incursión como visitante de esta ronda final.

México convocó a los mejores jugadores disponibles, sin embargo, dos valiosas piezas como son Héctor Moreno y Jair Pereira no estarán disponibles para el duelo de esta noche y el jugador de la Roma es probable que tampoco pueda ver acción el martes ante Costa Rica.

Para el cuadro panameño dirigido por el colombiano Hernán Darío Gómez no hay mañana, ya que, exceptuando la victoria ante Honduras como visitante, con la que debutaron en la ronda final del área, no ha vuelto a ganar, tienen cuatro empates, tres de ellos de manera consecutiva y le resta aún una peligrosa visita ante Estados Unidos y la visita de Costa Rica en su penúltimo partido.

De la lista dada a conocer hace 10 días por el técnico colombiano del equipo centroamericano, 20 juegan en el extranjero y sólo tres en Panamá; siendo sus cartas más importantes el arquero Jaime Penedo del Dinamo de Bucarest, el eterno Blas Pérez que juega ahora en el Blooming de Bolivia, Gabriel Torres del Laussanne Sport, Luis Tejada del Universitario de Deportes de Perú y el tricampeón goleador de la Liga de Ascenso de México, Roberto Nurse de los Mineros de Zacatecas.

Ayer el técnico nacional sorprendió al decir que estaba consciente de que los jugadores del equipo mexicano no están pasando por su mejor momento, y dejó entrever que, aunque espera tener en la cancha al mismo tiempo en algún momento a Hirving Lozano, Carlos Vela y Javier Hernández, no será de inicio y ya tiene claro, aunque el resto del mundo no, cuál será su equipo para enfrentar esta noche a los panameños.

La novedad principal es que, al no haber convocado a jugadores laterales para la defensa, veremos una nueva alineación, del colombiano, quien no ha repetido ni una sola vez un cuadro desde que se hizo cargo del Tri en diciembre de 2015.

La duda de quienes jugarán en esa posición es grande, pues incluso Jurgen Damm fue probado en la banda izquierda donde podrían aparecer Andrés Guardado y Jesús Gallardo, mientras que por la derecha aparecen nombres como Diego Reyes, Edson Álvarez y Jesús Dueñas.

La situación de la falta absoluta de lógica en las alineaciones de Osorio ya se ha convertido en el común denominador y esta noche seguramente veremos algo tan extraño como lo que ha venido haciendo desde que se hizo cargo del equipo, en el que por cierto, ya no habla de rotaciones, sino de alternativas tácticas.

Hasta el momento se encuentran calificados al Mundial, el anfitrión Rusia, Brasil, Japón e Irán y México podría convertirse hoy en el quinto invitado y el primero de Concacaf en obtener su pase para el evento del año próximo.

Default