web analytics


RC Deportes

Cenicienta va al Mundial

AP

La Selección de Islandia, convertida en la sensación del futbol europeo y mundial los últimos 5 años, cobró revancha de Croacia mandándola al repechaje y con su triunfo ante Kosovo 2-0 calificó por vez primera en su historia a una Fase Final.

Los cánticos celebrando la apoteósica victoria islandesa ante Inglaterra en la ronda de los octavos de final de la Eurocopa en la Allianz Riviera Arena de Niza, Francia el año pasado, parecieron prolongarse durante un largo año en el que paso a paso construyó una ventaja que terminó por ser suficiente para ganar el grupo eliminatorio “I” de la zona europea con 22 puntos y lograr por vez primera en su no tan corta historia futbolera internacional, un boleto a la fase final de la Copa del Mundo.

Ayer, en el Estadio Nacional de Reykjavik, el Laugardalsvollur, la Selección de Islandia, llamada con no pocas razones, la “Cenicienta Europea” luego de su sobresaliente actuación en la Euro 2016, selló su destino con rumbo a Rusia 2018, derrotando a Kosovo 2-0, selección que jugó la primera eliminatoria mundialista de su historia, para sumar su séptima victoria en diez partidos disputados, a cambio de un empate y sólo dos derrotas.

Más relumbrante ha sido la calificación en Islandia, porque en el trámite de la obtención del boleto, la selección vikinga cobró, a cuatro años de distancia, la revancha de la eliminación que sufrió en el repechaje rumbo a Brasil 2014, a manos de Croacia, equipo que los venció por sólo un gol de diferencia jugando en Zagreb, luego de que en la ida habían empatado a un gol por bando en casa.

Fue la misma Croacia, que tras imponerse en el juego de ida, cayó derrotada por los islandeses en Reykjavik relegándolos junto con Ucrania a pelear por un boleto de consuelo entre los mejores ochos segundos lugares para tratar de alcanzar vía repechaje el boleto a la Fase Final del año próximo.

Islandia ya había dado de alguna manera, muestras de su bravura al escoltar a Suiza en el Grupo E de la eliminatoria rumbo a Brasil, aunque Croacia les impidió hacer el viaje a Sudamérica, lo cual, a la luz de los hechos, no impidió que el equipo comandado por el sueco Lars Lagerbäck y como su asistente y entrenador segundo el islandés Heimir Hallgrímsson, ahora a cargo del equipo, bajara los brazos en su ambición de trascender en el futbol del Continente Europeo, distinguido por la gran calidad de las selecciones que lo integran.

Lo anterior quedó de manifiesto cuando el 6 de septiembre del 2015, poco menos de dos años después de la decepción de perder el viaje a Brasil 2014, logró clasificarse por vez primera a una fase final de la Eurocopa de Naciones, imponiéndose en el trámite a las selecciones de Turquía, la República Checa y en dos ocasiones a la Selección de Holanda.

Tras un primer intento de unirse al futbol federado en el ámbito de la FIFA rumbo a la Copa Mundial de Suiza en 1954, cuando fue rechazada su moción, no pudo clasificarse a Suecia 58 luego de perder sus cuatro partidos eliminatorios ante Francia y Bélgica con una escandalosa diferencia de menos 20, con sólo 6 goles anotados y 26 recibidos.

Luego de once eliminatorias consecutivas que iniciaron rumbo a Alemania 1974, Islandia no cejó nunca en su intento de clasificarse, aunque en el trayecto, 17 diferentes directores técnicos estuvieron a cargo de un equipo cuyas aspiraciones fueron silenciadas una y otra vez, llevándose goleadas históricas casi desde su inicio internacional, marcado el 17 de julio de 1947 cuando cayó 3-0 ante Dinamarca.

La suma de las goleadas sufridas en las eliminatorias mundialistas y en las eliminatorias rumbo a la Eurocopa de Naciones es escandalosa, sin embargo, su lenta evolución le permitió irse agenciando victorias y experiencia ante equipos más débiles como Islas Faroe, Malta, Liechtestein, Macedonia, Chipre, Albania, Andorra y a veces ante sus cercanos vecinos Finlandia, Noruega.

Pero a la llegada de Lagerbäck, se dio el cambio en su estilo de juego y sus aspiraciones. Islandia dejó de ser un equipo segundón de la mano del técnico sueco, y llevó sus números en partidos oficiales a una impresionante marca de 15 victorias, 5 empates y sólo 5 derrotas en 25 partidos, siendo las derrotas, todas, como visitante, incluyendo el duelo de los cuartos de final de la Euro del año pasado ante Francia.

Islandia será, seguramente como sucedió en Francia 2016, un invitado de gran colorido que además ha dado muestras de tener un futbol vistoso, de toque rápido, de transiciones efectivas con poco toque de balón y que gracias a la altura de sus jugadores, es un equipo muy rápido como quedó constatado ante Inglaterra el año pasado en la Euro.

Islandia pagó el derecho de piso de disputar su lugar entre las mejores selecciones del mundo, habiendo enfrentado a Holanda, Italia, Bélgica, Francia, España o la República Checa, y en su momento a la Unión Soviética, Alemania Oriental o Checoslovaquia, pero décadas de frustraciones dejaron un aprendizaje que los ha premiado con la consecución de un sueño dorado en esta pequeña nación, disputar un Mundial, sí, entre los mejores de Europa, y sí, entre los mejores del mundo.