web analytics
RC Deportes

México deja atrás la fiesta y se alista para Dinamarca

AP

La selección de fútbol de México buscará dejar en el pasado un escándalo por una fiesta en la que participaron varios de sus integrantes, cuando se enfrente el sábado a Dinamarca en el último partido de preparación para el ‘Tri’ antes de su debut en el Mundial de Rusia.

Tras superar 1-0 a Escocia en un amistoso en el estadio Azteca el fin de semana pasado, jugadores como Héctor Herrera, Guillermo Ochoa, Carlos Salcedo y los hermanos Jonathan y Giovani Dos Santos se reunieron para festejar con mujeres en una casa de una zona exclusiva de la Ciudad de México.

“Siempre estuve consciente de la reunión, del momento que iban a tener los jugadores de compartir entre ellos, llevábamos 19 días de concentración y era importante que los jugadores tuvieran ese tiempo entre ellos”, dijo el entrenador colombiano Juan Carlos Osorio. “Era su tiempo libre y valoro que siempre hubo honestidad de parte de nuestros jugadores, no solo para avisarnos de lo que iba a pasar, sino que estuviéramos de acuerdo”.

Al igual que Osorio, los dirigentes del fútbol local hicieron menos el incidente que provocó un debate en México sobre si el hacer una fiesta a unos días del Mundial era lo ideal para un grupo de atletas.

“Antes de jugadores de fútbol somos personas y como personas tenemos derecho a hacer con nuestras vidas lo que queramos en los tiempos libres”, dijo Andrés Guardado, uno de los tres capitanes de la selección. “No hemos hecho ningún acto de indisciplina porque no estábamos en una concentración, el grupo está unido pensando en un Mundial”.

Guardado no estuvo presente en la fiesta y tampoco lo ha estado sobre el campo de juego en los últimos dos amistosos de la selección, mientras se recupera de una operación en el peroné de la pierna derecha.

Las recuperaciones de Guardado, Héctor Moreno y Diego Reyes han sido las incógnitas de México previo al primer partido ante Alemania, programado para el 17 de junio.

Osorio informó que Guardado y Moreno están listos para actuar unos minutos ante los daneses.

“Creo que va a ser un partido importante frente a una selección que ofrece una buena combinación, va a ser un buen examen para nosotros pensando en el inicio del torneo”, dijo Osorio. “Vamos a buscar esos comportamientos que nos den la gran posibilidad de tener un buen inicio de Mundial”.

Reyes aún sigue entre algodones mientras se recupera de un desgarro en el muslo derecho, lo que aumenta las posibilidades de que se quede fuera y ceda su puesto a Erick Gutiérrez.

Osorio dijo que la fecha límite para ver progreso en Reyes es el sábado.

Dinamarca, que integra el Grupo C del Mundial junto a Perú, Australia y Francia, es el sinodal más complicado que han tenido los mexicanos desde marzo, cuando perdieron 1-0 ante Croacia.

Los daneses se ubican en 12do puesto de la clasificación FIFA, tres puestos por encima de México.

“Al grupo lo veo muy bien, está convencido de lo que podemos hacer en este Mundial”, dijo Guardado. “Desde mi punto de vista, como uno de los capitanes, todos están comprometidos y están con esa ilusión de que realmente puede ser un gran Mundial para nosotros”.

El encuentro será en el estadio Brondby, en Copenhague, a las 20:00 horas locales (18:00 GMT)

Con información de AP.