web analytics


RC Deportes

Historia de la Confederaciones

AP

A la selección mexicana de futbol se le toma en cuenta, cuando las cosas se hacen bien en eventos internacionales, como fue la Copa Confederaciones del 2005. Dicho torneo se celebró en Alemania, un año antes de que se llevara a cabo la Copa del Mundo.

México consiguió su pase al ganar la Copa de Oro, al derrotar a Brasil, en el 2003, con un gol de oro anotado por el ex jugador, Daniel Osorno, en el estadio Azteca. El técnico que obtuvo el pase con el tricolor, fue el argentino, Ricardo Antonio La Volpe.  Ricardo llevó un equipo tranquilo y sin presiones de calificar a mundial, ya que tenía 16 puntos en las eliminatorias y en la Confederaciones tenía que demostrar lo mejor.

El “Tri” contaba entre sus filas con el delantero Jared Borgetti, los defensas Rafael Márquez y Carlos Salcido, en la media cancha Pavel Pardo, Ramón Morales y Gonzalo Pineda, solo por mencionar algunos.  Con este cuadro La Volpe trataría de conquistar tierras teutonas.

Las selecciones restantes fueron, Brasil que llegó como campeón del mundo, Argentina fue representante de la Conmebol, por ser finalista de la Copa América de 2004, Grecia campeón de Europa, Japón de Asia, Túnez de África, Australia de Oceanía y la selección local

Se dividieron en dos grupos

Grupo A
Alemania
Argentina
Túnez
Australia

 

Grupo B
Brasil
México
Japón
Grecia

El 16 de junio del 2005, México debutó con triunfo en la ciudad de Hannover, al derrotar 2-1 a la selección de Japón. Los nipones se fueron al frente en el marcador al minuto 12, con gol de Atsushi Yanagisawa, la selección mexicana reaccionó al 37, un tiro de fuera del área de naturalizado mexicano, Sinha para empatar el encuentro.

En el segundo tiempo, al minuto 64, un centro de Luis Pérez que remató Francisco Fonseca para anotar el tanto que selló la victoria para el conjunto azteca 2-1. Tres puntos importantes ya que el siguiente rival era Brasil. La selección brasileña de Ronaldinho, Kaká, Adriano, entre otras de sus súper estrellas.

Pero pasó lo contrario, un tiro de esquina por la banda de la izquierda, que cobró Pavel Pardo a remate de Jared de Borgetti, le dio la ventaja a México al minuto 59 y definitiva ante la selección pentacampeona del mundo. Un gol con sabor a revancha para delantero oriundo de Culiacán, Sinaloa, ya que, en el primer tiempo había fallado un penalti.


De ahí vino el juego ante la selección de Grecia y un deslucido empate cero a cero. Así que los semifinalistas fueron: México, Brasil, Argentina y Alemania.  Los cruces fueron la albiceleste contra el “Tricolor” mientras que brasileños y germanos se verían las caras.

Semifinales

Domingo 26 de junio de 2005, Alemania ya había juagado ante Brasil, la selección amazónica eliminaba a los anfitriones por tres goles a dos. El partido se celebró en la ciudad de Núremberg. Entonces era la hora de que la selección mexicana hiciera historia.

En la ciudad de Hannover, el árbitro italiano Roberto Rosseti, pitó y comenzaron 90 minutos donde México se mostró superior, donde Sinha estrelló un balón al poste y Riquelme con Coloccini, se tuvieron que ir expulsados del encuentro por entradas arteras.

Pero solamente Javier Saviola vio la tarjeta roja, igualmente el capitán de la selección mexicana, Rafael Márquez, se fue expulsado. Así que ambas selecciones llegaron con 10 hombres al tiempo extra.

En el primer tiempo complementario, Carlos Salcido voló por la banda de la izquierda, que llegó hasta el área argentina, con último suspiro sacó el tiro, Coloccini desvió el balón, el portero Lux no tuvo nada que hacer y el tricolor tomaba la ventaja 1-0.  Se pensó que se tenía el juego asegurado, pero no, un viejo conocido del futbol mexicano, Luciano Figueroa realizo el empate para la causa albiceleste al minuto 110 y con ello a los penaltis.

Ambos equipos acertaron en la tanda de los cinco tiros, en la muerte súbita, Germán Lux atajó el penalti de Ricardo Osorio, Cambiasso selló el triunfo para los argentinos. El “bigotón” La Volpe, aseguró a los medios nacionales que el arbitraje influyó debido a que el “Tricolor” no tenía el peso histórico de Argentina.

El 29 de junio, México disputó el tercer lugar contra Alemania, un partido donde el equipo azteca siempre vino de atrás para empatar a tres goles y obligar al tempo extra. El capitán de los teutones, Michael Ballack, hizo un tiro de castigó fulminante, al minuto 97 que fue definitivo para que los germanos se quedarán con el tercer puesto. Una encuesta realizada por la FIFA, los aficionados decidieron que este partido había sido el mejor partido de la copa, recibió el 36% de los votos.

En la final, Brasil dio un baile a Argentina, 4-1.  El balón de oro lo recibió Adriano como el mejor jugador del certamen además del botín como el goleador del torneo.

Así, México mostró una buena cara ante el mundo en el futbol, tan es así que la Federación Internacional de Futbol FIFA clasificó al “Tri” como quinto del mundo y por primera vez, fue cabeza de serie en el mundial de Alemania 2006.

Con información de RDC