web analytics


RC Deportes

Crisis arbitral

Desde hace algunos torneos el arbitraje mexicano atraviesa por una crisis en torno a la actuación de los hombres de negro que tiene cada fin de semana.

Y para muestra un botón, el grave error que cometió el silbante Luis Enrique Santander que no le marcó un penal a favor de Tigres en la final de vuelta ante Chivas y que repercutió en el resultado.

El ex árbitro profesional y actual analista Felipe Ramos Rizo, considera que está crisis está en su nivel más alto, debido a la poca personalidad que tiene los actuales silbantes y la falta instrucción para ellos.

“Hoy el arbitraje mexicano carece de instructores que los pueda ayudar a arbitrar, hoy la comisión se preocupa más por cuestiones de videos, cosas reglamentarias y lo que pasa es que están creando un grupo de un número muy alto de saca partidos y pita faltas y eso sigue hundiendo al arbitraje mexicano”.

¿Esta campaña fue mala, buena o regular para el arbitraje mexicano?

“En mi opinión, mala, desaparecieron los árbitros importantes como Chacón por lesión, Roberto (García) tuvo un bajón importante, Paul Delgadillo no ha podido recuperar si nivel y César Ramos no quiere despegar, vimos muchos árbitros novatos y algunos con muy malas actuaciones”.

Aunado a esa crisis, este semestre fue complicado para los árbitros, ya que a mitad de la campaña dos de ellos fueron agredidos el caso de Fernando Hernández y Miguel Ángel Flores.

Por lo que los silbantes decidieron parar una jornada, ya que no estuvieron de acuerdo con la sanción que recibieron los jugadores Pablo Aguilar y Enrique Triverio, pero de poco sirvió este movimiento, ya que los árbitros siguen siendo manejados al antojo de la Federación, así lo comenta el propio Ramos Rizo.

“Me parece que eso paro fue negativo, yo estuve a favor de que pararan, porque ya era un manoseo importante con las cédulas, la Comisión Disciplinaria hacia lo que quería, pero los árbitros merecían respeto”.

“Pero después los árbitros se enfocaron más en que si tenía que salir Héctor González Iñárritu, que no querían a estos instructores y de repente se perdieron en otras cosas que echaron a perder el arbitraje”.

Felipe considera que se deben presentar cambios a fondo en la Comisión de Arbitraje para que esto pueda mejorar, de lo contrario la crisis continuará.

“Si quieren que mejore esto, le deben regresar el arbitraje a una persona que sepa, así como lo hizo la FIFA, le quito a Ángel María Villar la Comisión y se la dio a Pierluigi Colina, pero mientras el arbitraje en México sea dirigida por una persona que no fue árbitro no avanzaremos o por lo menos que se rodee de la gente que sabe”.

Por: José Luis Gutiérrez