web analytics


RC Deportes

Insisten en el coro homofóbico

AP

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México lanzó una nueva estrategia para evitar que sus aficionados sigan profiriendo un grito considerado homofóbico cada vez que los arqueros rivales realizan un despeje de meta. Pero el esfuerzo resultó estéril el jueves, en el partido ante Honduras por las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF.

Desde horas antes del comienzo y durante el encuentro, se pidió mediante los altavoces del Estadio Azteca que el público gritara “México” en lugar de la palabra malsonante que le ha costado ya varias sanciones a la Federación Mexicana de Fútbol por parte de FIFA.

El último castigo se impuso en diciembre, tras gritos similares en un partido eliminatorio ante El Salvador.

“Juntos gritemos México en el despeje del portero”, se solicitó en cada despeje del arquero.

Asimismo, había carteles dentro del inmueble con leyendas como: “El problema no es que grites sino la palabra que usas”, y el “cantar… (la palabra en cuestión) no te hace más mexicano, ayúdanos a evitar una sanción, súmate”.

Los aficionados ignoraron todas las peticiones y gritaron con fuerza en cada despeje del portero hondureño Donis Escober.

El grito también se escuchó ante Costa Rica el pasado 24 de marzo, pero la FIFA aún no ha penalizado a México, que apeló la última sanción alegando que el coro no tiene connotaciones homofóbicas en el contexto del fútbol.

La cuestionable expresión se ha vuelto común en casi todos los estadios de fútbol de México.

Aunque las últimas sanciones de la FIFA se anunciaron luego de incidentes en el Estadio Azteca, la expresión cobró notoriedad durante el Mundial de Brasil 2014, donde la el organismo rector del fútbol abrió una investigación.

En aquella ocasión, los mexicanos fueron exonerados porque la comisión disciplinaria decidió que el grito “no es considerado un insulto en este contexto específico”.

El grito se originó en los partidos de Chivas de Guadalajara y se popularizó en un encuentro entre las selecciones de México y Estados Unidos en esa misma ciudad mexicana por la eliminatoria para los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Desde que tomó una postura más estricta tras la Copa Mundial de 2014, la FIFA también ha multado a otras federaciones por gritos parecidos.

Con información de AP.